Las autoridades de El Salvador registraron al menos 164 réplicas del sismo de magnitud 6,7 en la escala abierta de Richter que sacudió el domingo por la noche una zona del océano Pacífico salvadoreño y que dejó al menos cuatro lesionados leves y daños en viveros de tortugas.

Como consecuencia del movimiento telúrico de 6,7 desde las 22.37 (04.37 GMT) del domingo hasta la 14.00 hora local (20.00 GMT) de este miércoles se han registrado "164 sismos, considerados como réplicas", apunta hoy un informe del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

Del total de sismos el de "mayor magnitud ha sido de 5,7" y se registró el martes a las 00.08 hora local (06.08 GMT), agrega.

El temblor de magnitud 6,7 se produjo el domingo a las 22.37 (04.37 GMT) a unos 250 kilómetros al sur de las costas del departamento de Usulután (este), a una profundidad de 50 kilómetros, y alcanzó en San Salvador una intensidad de dos en la escala modificada de Mercalli, cuyo máximo es 12.

"La causa de esta actividad sísmica se atribuye a la interacción de la placa de Cocos bajo la placa del Caribe que es la fuente generadora de alrededor del 70 % de actividad sísmica que se registra en El Salvador", precisa el boletín.

Según el MARN, el temblor del domingo dejó cuatro personas con lesiones, dos de ellas con "fracturas en sus extremidades inferiores".

Añadió que el sismo provocó un incremento en el oleaje del mar que arrastró 5.000 huevos de tortuga golfina que estaban sembrados en un vivero en la Isla de Méndez y otros 200 que estaban en un corral en San Juan del Gozo, ambos ubicados en Usulután.

Los huevos de tortuga golfina habían sido sembrados para preservar esa especie.

Unos 30 kilómetros de la península de San Juan del Gozo, desde la Bocana del Río Lempa hasta la playa El Lindero, fueron afectados por el "fuerte oleaje", dijo recientemente el gerente de oceanografía del MARN, Francisco Gavidia, sin precisar la altura de las olas.

La Administración Nacional Oceanográfica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos emitió una alerta preventiva de tsunami por el sismo del domingo para los países de Centroamérica y México, ya que el Servicio Geológico de ese país lo registró con una magnitud de 7,4 en la escala de Richter, pero fue suspendida poco después.