El Independiente argentino pasó este miércoles a los octavos de final de la Copa Sudamericana al eliminar en su estadio al Boca Juniors con un empate a cero, resultado que le sirvió para capitalizar el 3-3 del partido de ida.

El ganador jugó los últimos 44 minutos con diez futbolistas por la expulsión del central Eduardo Tuzzio ante un rival que careció de resolución en el ataque y que fue superado en varios pasajes del encuentro por el entusiasmo del conjunto local.

El equipo de Avellaneda se las verá en octavos de final con el ganador de la serie entre el Envigado colombiano y el Liverpool uruguayo, que en el encuentro de ida de la segunda fase jugado el martes empataron 1-1.

El Independiente logró hoy esta balsámica clasificación en uno de los peores momentos de su historia, cuando es colista en la tabla de los promedios de puntos que determinará tres descensos en la Liga argentina y no ha conseguido todavía victorias en las cuatro primeras jornadas de esa competición.

El empate que obtuvo la semana pasada en 'La Bombonera' se convirtió en el mejor crédito para el Independiente, que llegó al encuentro de hoy sin entrenador, tres días después de la dimisión de Cristian Díaz y 24 horas antes de la toma de posesión de Américo Gallego, con el que fue campeón argentino en 2002.

Sin haber marcado goles en los cuatro partidos que disputó de la Liga, el equipo rojo rompió los moldes en la Sudamericana al anotar tres en 'La Bombonera', producción que ha sido el principio del fin boquense, que suma una nueva frustración en 2012.

Un Boca Juniors descafeinado perdió en junio pasado el título del Clausura en las dos últimas jornadas, cayó derrotado en la final de la Copa Libertadores ante el brasileño Corinthians y no pudo retener en sus filas a su estrella, Juan Román Riquelme, que ve el fútbol en su casa por la televisión mientras piensa qué hacer con su futuro.

Tanta carga negativa ha erosionado la base de sustentación en el cargo de técnico lograda por Julio Falcioni con un título de campeón en 2011, pergamino que se ha convertido en una hoja al viento.

El Boca Juniors había reservado para este encuentro a sus mejores jugadores, razón por la cual se alineó con suplentes el fin de semana pasado ante el Unión (1-2), en la cuarta jornada del torneo local.

Al Independiente, reforzado con varios jugadores experimentados como Fabián Vargas, Jonathan Santana, Osmar Ferreyra y Claudio Morel le queda todo por hacer en la Sudamericana y en la Liga, porque necesita reverdecer antiguas glorias de su rico pasado internacional y porque se ve obligado a mantener una condición que lo distingue: jamás ha descendido de categoría.

- Ficha técnica:

0. Independiente: Hilario Navarro; Gabriel Valles, Cristian Tula, Eduardo Tuzzio, Claudio Morel Rodríguez; Jonathan Santana (m.84, Hernán Fredes), Fabián Vargas (m.68, Roberto Battión), Osmar Ferreyra; Paulo Rosales (m.51, Leonel Galeano); Patricio Vidal y Ernesto Farías.

0. Boca Juniors: Oscar Ustari; Emiliano Albín, Cristian Cellay, Guillermo Burdisso, Clemente Rodríguez; Pablo Ledesma (m.63, Leandro Paredes), Leandro Somoza, Juan Sánchez Miño; Cristian Chávez (m.46, Lautaro Acosta); Lucas Viatri y Santiago Silva.

Árbitro: Néstor Pitana (ARG), que expulsó a Tuzzio, del Independiente, a los 46 minutos, por acumulación de amonestaciones. Amonestó a Sánchez Miño, Tula, Ferreyra y Navarro.

Incidencias: Partido de vuelta de la eliminatoria argentina (dieciseisavos de final) de la Copa Sudamericana de fútbol disputado en el estado Libertadores de América, situado en Avellaneda, en las afueras de la capital argentina.