La Confederación Helvética ha propuesto al Consejo de Derechos Humanos de la ONU que la jurista suiza Carla del Ponte se integre en la comisión internacional auspiciada por Naciones Unidas para investigar las violaciones de derechos humanos cometidas en Siria.

"Suiza se compromete intensamente para que las violaciones de los derechos humanos en Siria sean investigadas y perseguidas", afirmó Tilman Renz, portavoz del departamento de Asuntos Extranjeros de la Confederación.

"Suiza quiere que el mandato de la comisión de investigación se prolongue, por eso proponemos que la señora del Ponte apoye el trabajo de la comisión", agregó el portavoz.

Actualmente retirada, del Ponte fue conocida internacionalmente por su papel como Fiscal General del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY).

Asimismo, ocupó el cargo de Fiscal General en el Tribunal Penal Internacional para Ruanda (TPIR); posteriormente fue embajadora suiza en Argentina, antes de jubilarse.

La comisión de investigación está presidida por el jurista brasileño Paulo Sergio Piñeiro, y en su último informe pidió a la ONU que "actúe" ante la gravedad de las violaciones cometidas en Siria, muchas de ellas consideradas crímenes contra la humanidad.

El objetivo de la comisión es llevar ante la Justicia a quienes han cometido crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad desde que comenzó el conflicto sirio en marzo de 2011.

Para ello, ha elaborado una lista confidencial con nombres de individuos y unidades militares "a los que se considera responsables de crímenes contra la humanidad, violaciones del derecho humano internacional y graves violaciones de los derechos humanos".

La lista será entregada a la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, al término del mandato actual de la comisión en septiembre, mes en el que este grupo de expertos independientes presentará su trabajo al Consejo de Derechos Humanos.