La undécima depresión tropical de la temporada de huracanes de la cuenca atlántica se formó hoy y es posible que se convierta en la tormenta "Kirk" en los próximos días, informaron meteorólogos estadounidenses.

El sistema tropical, que por el momento no representa peligro para zonas pobladas, está ubicado cerca de la latitud 23,8 grados norte y longitud 43,9 grados oeste, a 2.045 kilómetros al este-noreste de las Antillas menores y a 2.250 kilómetros al suroeste de las Azores.

Tiene vientos máximos sostenidos de 55 kilómetros con ráfagas más altas, indicó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. en su boletín de las 21.00 GMT de hoy.

"Un ligero fortalecimiento es posible y la depresión tropical podría convertirse en una tormenta" en los próximos días.

Una depresión tropical se transforma en tormenta cuando sus vientos máximos sostenidos alcanzan los 63 kilómetros por hora.

Se desplaza hacia el oeste-noroeste a 17 kilómetros por hora y se pronostica que continuará en esta trayectoria durante dos días.

En lo que va de la temporada de huracanes en el Atlántico, que comenzó el 1 de junio y se prolonga hasta el 30 de noviembre, se han formado 10 tormentas tropicales y cuatro huracanes: "Chris", "Ernesto", "Gordon" e "Isaac".

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA, por su sigla en inglés) pronosticó una temporada muy activa con la formación de 12 a 17 tormentas tropicales y de 5 a 8 huracanes.

De los huracanes entre 2 y 3 podrían alcanzar las categorías 3, 4 y 5, las mayores en la escala de intensidad Saffir-Simpson de un máximo de 5, según la NOAA.