El Gobierno de Panamá expresó hoy sus condolencias a Venezuela por la muerte de al menos 41 personas y los daños materiales causados por la explosión en la refinería de Amuay, parte del Centro Refinador Paraguaná (CRP), uno de los mayores del mundo, informó el Ministerio panameño de Relaciones Exteriores.

"Panamá lamenta el sufrimiento humano que surge a raíz del siniestro que afectó las instalaciones del Destacamento 44 de la Guardia Nacional Bolivariana, que custodiaba el centro industrial, así como las viviendas y locales comerciales en el poblado de Punto Fijo, al noreste venezolano", dijo la Cancillería en un comunicado.

Además, expresa su "solidaridad" a los familiares de los fallecidos, a los heridos y a los damnificados de este siniestro.

Panamá "eleva votos" para que Venezuela "supere prontamente estos aciagos momentos, expresando su seguridad de que para ello contarán con la cooperación internacional, la acción diligente de sus autoridades y con la gallardía y el espíritu infatigable de los venezolanos", finaliza la declaración oficial.

Cuatro días después de que una explosión por una fuga de gas en la refinería de Amuay causará al menos 41 muertos y 6 desaparecidos, los bomberos lograron hoy extinguir el fuego que aún se cebaba en tres tanques de combustible del centro industrial.