El nadador Michael Phelps sigue disfrutando de la gloria que consiguió en los últimos Juegos Olímpicos de Londres 2012 y esta vez fue conviviendo con su equipo favorito de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), los Ravens de Baltimore.

Phelps, ganador de 22 mellas olímpicas, 18 de oro, está disfrutando más que nunca de su fama, ahora ya que no volverá a competir con el equipo de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos.

El atleta con más medallas en la historia de las justas olímpicas, cumplió con su deseo de pasar unas horas con los jugadores de los Ravens durante el entrenamiento que el equipo realizó de cara a la preparación para la nueva temporada de liga que comienza el próximo 9 de septiembre.

Phelps aprovechó para visitar a su amigo Ray Lewis, linebaker de los Ravens, en el entrenamiento del equipo, y dijo sentirse feliz el compartir unas horas con grandes amigos y los profesionales que le dan enormes alegrías cuando están en el campo de juego.

El campeón olímpico se tomó fotos con todo el equipo, pero la que sacó en su Twitter fue en la que está sentado en el campo con Lewis, el gran líder del equipo e ídolo de la afición local.

El que no pudo participar de la presencia de Phelps en el entrenamiento de los Ravens fue el pateador Billy Cundiff, al que le dieron de baja, pero ya firmó un nuevo contrato con los Redskins de Washington.