Aparatos de la Fuerza Aérea israelí atacaron la pasada madrugada varios objetivos en el norte y sur de la franja de Gaza en respuesta al disparo de cohetes por milicias palestinas contra el territorio israelí, según fuentes oficiales de ambas partes.

De acuerdo a fuentes de seguridad en la franja y testigos, cazabombarderos F-16 dispararon al menos seis proyectiles contra tres sitios pertenecientes a milicias en el norte y sur de la franja, que causaron explosiones que pudieron escucharse a varios kilómetros.

Los testigos precisaron que los blancos de estos ataques eran antiguos puestos de seguridad que milicianos del grupo islamista Hamás empleaban en el norte de Gaza.

En los ataques resultaron heridas leves dos personas, según fuentes sanitarias en la franja mediterránea.

Por su parte, el Ejército israelí confirmó en un comunicado que su aviación atacó "dos sitios terroristas para la producción y almacenamiento de armas en el norte de la franja de Gaza" y sostuvo que se trató de "una respuesta a los continuos ataques con cohetes sobre territorio israelí".

Asimismo, la nota asegura que el Ejército israelí "no tolerará ningún intento de dañar a ciudadanos o soldados y continuará operando en contra de cualquier persona que utilice el terror contra Israel" y responsabilizó a Hamás una vez más de cualquier actividad que emane de la franja que controla desde 2007.