La Comisión Europea (CE) ha aprobado un plan que destinará 60 millones de euros para apoyar las reformas judiciales y reforzar las relaciones bilaterales entre la Unión Europea (UE) y Armenia, según informó hoy el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Este plan, que se inscribe en la política de asistencia financiera a países vecinos de la UE, pretende además crear más asociaciones políticas y reforzar la integración económica de Armenia en los Veintisiete.

El programa incluye nuevas oportunidades de formación destinadas a las instituciones más importantes del país, lo que proporcionará asesoramiento a expertos, y permitirá crear escuelas para abogados, jueces y fiscales.

El objetivo final es conseguir un poder judicial independiente, transparente y efectivo que pueda servir al pueblo armenio y completar la reforma puesta en marcha con el apoyo de europeo.