Una activista opositora rusa fue condenada el martes a ocho años de prisión en la revisión de un caso relacionado con drogas, el doble de la pena solicitada por la fiscalía, un fallo que provocó inmediatamente sonoras protestas de la oposición.

Taisiya Osipova y sus partidarios sostienen que la Policía colocó cuatro gramos de heroína en su casa en 2010 en venganza por su negativa a declarar contra su esposo, Sergei Fomchenkov, activista del grupo La Otra Rusia. Un testigo de la defensa declaró en el juicio que vio a un agente colocar la droga en el apartamento de Osipova.

El líder del partido La Otra Rusia, Eduard Limonov, dijo el martes a la agencia noticiosa Interfax que "este fallo no solamente es político, es además una venganza aterradora".

Fomchenkov dio a conocer el fallo en su cuenta de Twitter. El tribunal de Esmolensko no estuvo disponible para confirmar el fallo.

La fiscalía había solicitado cuatro años de cárcel para Osipova, de 28 años.

Osipova está encarcelada desde su detención en 2010 y originalmente fue condenada a 10 años de reclusión en diciembre de 2011. En febrero un tribunal superior derogó el fallo y ordenó la revisión del caso, mientras que el primer ministro Dmitry Medvedev dijo en una entrevista que la pena fue demasiado severa.

En un tuit, el líder opositor izquierdista Sergei Udaltsov calificó el fallo como "un triunfo de la falta de ley y el cinismo".

Osipova era una de las personalidades más destacadas entre los activistas considerados prisioneros políticos que figuran en una lista que fue entregada en febrero al entonces presidente Medvedev.

El presidente del consejo presidencial de derechos humanos, Mijaíl Fedotov, dijo el martes en una entrevista con la agencia Interfax que el fallo es un "error legal".