Bolivia espera recibir hasta fines de año la mayor renta por hidrocarburos, casi 3.000 millones de dólares, nueve veces más que antes de la nacionalización de esa industria, informó el martes el presidente de la estatal petrolera.

La renta se incrementará en 1.000 millones de dólares más respecto a 2011 si el ritmo de la producción y los precios actuales del petróleo continúan como hasta julio, dijo Carlos Villegas a radio Panamericana.

"Los ingresos van a ir en aumentando año tras año", añadió. El aumento en los ingresos también se debe a que Argentina elevó sus compras de gas natural. El otro mercado del energético es Brasil.

Las buenos precios de las materias primas (gas y minerales) y un incremento en la producción de hidrocarburos alientan un boom económico en Bolivia.

El año 2000 el país exportó por 1.246 millones de dólares mientras que en 2011 las exportaciones alcanzaron a 9.000 millones y para 2012 podrían pasar los 10.000 millones según las previsiones del gobierno del presidente Evo Morales.

Sin embargo, la Fundación Jubileo vinculada a la Iglesia Católica dijo en un estudio presentado el martes a la prensa que un 66% de esos ingresos están destinados a pagar un subsidio de 29 dólares mensuales a personas mayores de 65 años y a gastos corrientes de la burocracia estatal, mientras que sólo 34% se destina a inversión productiva y generadora de empleo.

"Estamos desaprovechando una gran oportunidad para cambiar la estructura económica muy dependiente de la exportación de materias primas y de las cotizaciones internacionales para salir del atraso y la pobreza", dijo en rueda de prensa el economista René Martínez autor del estudio de Jubileo.

La bonanza está generando liquidez y un movimiento económico dinámico, pero está alimentada por precios altos en las materias primas y eso no lo hace sostenible en el tiempo, explicó Martínez.

La AP intentó sin éxito obtener una declararon del gobierno sobre el estudio de Jubileo.

Sin embargo, el presidente Evo Morales defendió en varias oportunidades el pago de bonos a mayores, escolares y embarazadas porque de esa forma la riqueza del país llega a los más pobres. Pero también dijo que su gobierno está empeñado en industrializar las materias primas con ahorros propios.

La semana pasada el gobierno informó que la extrema pobreza descendió del 38% en 2005 (un año antes de la asunción de Morales) a 24% en 2011 y en buena parte se debe al pago de bonos y a un mayor gasto en servicios básicos, salud y educación.