Las autoridades lograron el martes extinguir el fuego en los tres tanques de la refinería venezolana de Amuay, anunciaron los medios estatales de comunicación.

Los tanques ardían desde el sábado tras una fuerte explosión que se generó por una fuga de gas en la refinería. El accidente causó 41 muertos, en su mayoría guardias nacionales, y 151 heridos.

Tras labores intensas, los bomberos controlaron el fuego intenso que se registró en tres de los tanques de combustibles de la instalación petrolera, informó la estatal Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

"Extinguido en su totalidad el fuego en el tanque 204", informó José Uray, trabajador de operaciones de Amuay, a la televisora estatal al anunciar que había sido controlado el fuego en un tercer tanque que se incendió en la víspera.

Un funcionario de la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), que habló bajo condición de anonimato porque no está autorizado para hablar con la prensa, dijo a The Associated Press que los bomberos permanecían trabajando en el tanque 204 para lograr enfriarlo por completo.

El presidente Hugo Chávez dijo más temprano, a través de su cuenta de Twitter, que los bomberos habían extinguido completamente el fuego en un segundo tanque de combustible, y que avanzaban las labores para apagar el incendio en un tercer tanque.