El hallazgo de una bomba de la II Guerra Mundial de cerca de dos toneladas de peso obligó hoy a evacuar a unas 3.000 personas en el centro de Varsovia hasta su desactivación.

El artefacto fue localizado durante las obras de construcción de la nueva línea del metro y obligó a la policía y los bomberos a desalojar de inmediato todos los edificios cercanos, entre ellos las sedes del Banco Nacional de Polonia y de la Televisión Pública Polaca.

Inicialmente sólo fueron evacuadas unas 300 personas, aunque después las características del explosivo aconsejaron la salida de los residentes de todos los inmuebles cercanos, lo que elevó el número de desalojados a hasta casi 3.000.

Los artificieros e ingenieros del Ejército polaco retiraron finalmente la bomba, que permanecía literalmente clavada en el subsuelo de una céntrica zona de Varsovia, escenario durante la II Guerra Mundial de fuertes bombardeos por parte de la aviación nazi tras el alzamiento de la población civil de la ciudad en 1943.

Ésta es la tercera bomba hallada en este distrito durante la construcción de la nueva línea del metro, después de que a mediados de agosto los operarios encontrasen un explosivo de 300 kilogramos y en febrero otro de 1,5 toneladas.