El Gobierno paraguayo presentó hoy al Congreso el proyecto de presupuesto general de gastos para el 2013, que asciende a 12.000 millones de dólares y representa un incremento del 9,9 % en comparación con el del año en curso.

El jefe de Estado, Federico Franco, quien se desempeñaba como vicepresidente del país y sustituyó en el cargo al destituido presidente Fernando Lugo, el 22 de junio pasado, presentó a las autoridades del Legislativo el presupuesto que entrará en vigor el 1 de enero de 2013 y que prevé un gasto global de 52,6 billones de guaraníes (unos 12.000 millones dólares).

El Ministerio de Hacienda detalló en un comunicado que el Gobierno plantea un proyecto que se concentra en la estricta contención de los gastos corrientes, principalmente en los gastos en servicios personales y reafirmó que no se prevé incrementos de gastos salariales para el año próximo.

Detalló que el 55 % del total del presupuesto de la Administración Central está destinado a los servicios sociales, dando cuenta de la prioridad de destinar los recursos sobre estas áreas a fin de mejorar la calidad de vida de la población.

El proyecto incorpora, además, un incremento del 18 % en gastos de inversión física e incluye, además, la emisión de bonos por valor de 500 millones de dólares, con los que se financiarán obras de infraestructura, destacó la fuente.

El proyecto de presupuesto deberá ser sometido ahora al análisis del pleno del Senado y de la Cámara de Diputados.