Las autoridades de Yosemite dijeron el martes a unos 1.700 visitantes del parque nacional que podrían haber quedado expuestos a una enfermedad propagada por roedores y que mató ya a dos personas.

Los correos electrónicos enviados mencionaron como causante al hantavirus pulmonar, que puede ser propagado por la orina, saliva y heces fecales de ratones de campo infectados.

Todos los visitantes con riesgo potencial estuvieron en las carpas de Curry Village, en el Parque Nacional de Yosemite.

Las autoridades de Yosemite advirtieron que las personas que visitaron el lugar entre mediados de junio y fines de agosto deben prestar atención a cualquier síntoma del hantavirus, como fiebre, dolores de cabeza, mareos y escalofríos.

Las autoridades del parque dijeron a la gente que acudan al médico de inmediato si padecen dichos síntomas. No hay un tratamiento específico para esa enfermedad de las vías respiratorias.

Otras dos personas quedaron infectadas pero seguramente sobrevivirán.

Los epidemiólogos federales se enteraron el fin de semana de la segunda muerte.

A principios de mes un hombre del condado de Alameda falleció en la zona de San Francisco y una mujer del sur de California se enfermó tras permanecer en carpas infectadas en Curry Village, una zona de alojamiento de bajo costo del parque.

Las cuatro personas infectadas hasta ahora visitaron el lugar al mismo tiempo, en junio. Las autoridades federales de salud dijeron que los síntomas pueden manifestarse hasta seis semanas después del contagio.

De los 587 casos documentados desde que fue identificado el virus en 1993, un tercio resultaron ser fatales.

Miles de personas visitan mensualmente el parque, por lo que sería imposible localizar a todos aquellos que frecuentaron Curry Village.

___

En internet:

Información de los CDC sobre hantavirus: http://www.cdc.gov/hantavirus