Las autoridades colombianas capturaron a cinco presuntos autores materiales del reciente atentado con explosivos al que sobrevivió herido el exministro Fernando Londoño Hoyos, informó hoy en Bogotá el fiscal general, Eduardo Montealegre.

Los detenidos "son personas que no pertenecen a las FARC", dijo el fiscal, pero aclaró que los investigadores mantienen entre sus hipótesis la de que esta guerrilla pudo estar relacionada con el plan criminal, que dejó dos muertos y más de treinta heridos.

"Obviamente, una de nuestras principales hipótesis de trabajo es suponer que detrás del atentado eventualmente pudieron estar las FARC", afirmó Montealegre en declaraciones a radios locales.

El fiscal general aseguró que las autoridades tienen la certeza de que los cinco han sido identificados como autores materiales del atentado, que fue cometido el pasado 15 de mayo en un cruce de avenidas del norte de la capital colombiana.

Los responsables utilizaron una bomba lapa que adhirieron a la camioneta blindada en la que se transportaba Londoño Hoyos, primer ministro del Interior y de Justicia en el Gobierno del ahora expresidente Álvaro Uribe (2002-2010).

Londoño renunció al cargo en 2004 acosado por un escándalo de corrupción que se derivó de la compra irregular de millones de acciones de una empresa estatal y poco después se vinculó en Bogotá con la cadena Radio Súper, en la que dirige el informativo "La Hora de la Verdad".

En su momento, algunos sectores atribuyeron el atentado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), pero autoridades como el fiscal insistieron siempre en que la posible vinculación de esta guerrilla era solo una hipótesis.

"Hemos logrado identificar a los autores materiales, pertenecientes a una banda criminal, y lo que queremos establecer es precisamente quién suministró esa bomba, esa tecnología, quién realmente ha estado detrás de este atentado", puntualizó Montealegre en una entrevista con la cadena Caracol Radio.

Un menor y cuatro adultos conforman el grupo de presuntos implicados, que fueron capturados durante una redada que se inició el lunes en Cali (suroeste) y que terminó hoy por la madrugada.

La operación fue realizada en conjunto por la Fiscalía General y la Dirección de Investigación Criminal (Dijin, de la Policía Nacional).

Al parecer, el menor es el hombre disfrazado con una peluca que colocó la bomba en la camioneta y cuyo recorrido quedó registrado en las cámaras públicas de seguridad de la zona.

Otro de los detenidos es un hombre condenado a 34 años de prisión por secuestro y que por enfermedad había recibido el beneficio de la prisión domiciliaria, según algunas versiones periodísticas.