Starlin Castro apenas había dejado la adolescencia cuando debutó en las Grandes Ligas. Ahora parece que seguirá con los Cachorros de Chicago hasta que cumpla los 30 años.

Los Cachorros y el torpedero pactaron el martes un contrato por siete años, con una opción del equipo para la temporada de 2020.

El dominicano de 22 años ha sido elegido dos veces al Juego de Estrellas y está en apenas su segunda campaña completa en Grandes ligas.

"Solamente los jugadores más talentosos llegan a las mayores a los 20", dijo el gerente general de los Cachorros, Jed Hoyer. "Estoy sentado aquí con un veterano de 22 años. Esa fue una parte importante de nuestra decisión.

"Se perfilaba que Starlin iba a ser agente libre demasiado pronto. El es parte importante de nuestro futuro. Tenemos cuatro años de control con él después de este año. Al lograr este acuerdo, ahora tenemos ocho".

La temporada pasada, Castro fue líder de la Liga Nacional con 207 hits, y desde que debutó en las mayores el 7 de mayo de 2010 tiene más inatrapables que cualquier otro jugador en la Nacional, con 486.

"Quiero estar aquí por mucho tiempo y ganar", dijo Castro. "Mi familia cambiará, pero nada cambiará para mí. (El dinero) no va evitar que trabaje duro todos los días en el campo".

Las condiciones del nuevo acuerdo no fueron dadas a conocer por el equipo, pero los reportes divulgados señalan una cifra garantizada de 60 millones de dólares por la duración de la extensión, una cifra sobre la que se le preguntó a Castro en la conferencia de prensa del martes.

"Es grande, especialmente para mi familia, viniendo de personas muy pobres", dijo Castro. "Ahora mi familia va a estar mejor, sus vidas han cambiado".

Castro hizo un gesto a su padre, que se encontraba cerca, y dijo, "mi padre quería que siempre jugara béisbol. El me trajo hasta aquí".

Mientras que el talento natural de Castro siempre ha sido evidente, las cosas no han sido del todo fáciles para un jugador envuelto en problemas fuera del terreno, además de fallos de concentración.

Fue acusado de agresión sexual después de la temporada 2011, aunque la fiscalía decidió no presentar cargos por no contar con la evidencia suficiente.

Pese a las disputas ocasionales por su inmadurez, los Cachorros creen que Castro va a ser un jugador clave para un club que apenas empieza su proceso de reconstrucción bajo un nuevo régimen administrativo encabezado por el vicepresidente de operaciones deportivas Theo Epstein y Hoyer.

"Ha sido divertido empezar a conocer a Starlin como persona, pero también verlo jugar cada día", dijo Hoyer. "El campocorto es realmente una posición difícil de ocupar en el juego de hoy en día, en especial con alguien que puede aportar a la ofensiva".