El caso de la desaparición de dos niños españoles hace casi un año, que ha conmocionado a la opinión pública y en el que su padre es el único imputado, dio hoy un vuelco al revelarse que dos informes periciales hallaron restos humanos de menores en una hoguera realizada en una finca de la familia paterna.

El ministro del Interior español, Jorge Fernández Díaz, explicó en rueda de prensa los resultados de esos dos informes de expertos antropólogos, que contradicen a un primer estudio realizado por la policía científica poco después de la desaparición de los niños, en octubre de 2011.

De acuerdo al informe policial de hace 10 meses, los restos hallados en la hoguera encontrada en la finca Las Quemadillas, propiedad del padre de los menores Ruth y José Bretón, de 6 y 2 años, respectivamente, correspondían a "huesos de pequeños animales, no existiendo huesos humanos".

Pero hoy, después de filtrarse a los medios, el ministro reconoció que dos informes externos, realizados con autorización de la policía y el juez, revelaron la existencia de huesos humanos correspondientes a niños de la edad de los desaparecidos.

El ministro dijo que el juez de instrucción ha ordenado nuevas diligencias para comprobar la veracidad de los dos informes coincidentes y concluir, así, la investigación.

De las declaraciones del ministro se desprende que pudo haber un error a la hora de analizar aquellos restos óseos encontrados inicialmente en la hoguera.

Fernández Díaz señaló que la hoguera pudo alcanzar temperaturas superiores a los 800 grados debido a que el principal acusado la manipuló para convertirla en una especie de horno crematorio.

El progenitor de los niños, José Bretón, que está en prisión desde varios días después, mantiene que los perdió cuando paseaba con ellos por un parque de la ciudad de Córdoba (sur).

Desde entonces no se volvió a tener noticia de los niños, pese a los numerosos registros llevados a cabo por la policía.

Los padres de los menores estaban separados y desde el primer momento la desaparición de los niños se investiga como una forma de venganza por parte del esposo contra su ex mujer, Ruth Ortiz.