La procuraduría antiterrorista del Perú aseguró hoy que cobrará las reparaciones civiles de 3.750 millones de soles (1.431 millones de dólares) impuestas en su día a los exintegrantes de Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA) condenados por delitos de terrorismo.

El procurador Julio Galindo informó a la agencia estatal Andina que su oficina ya ha identificado algunas propiedades a nombre de los excabecillas del MRTA, así como de los líderes históricos de Sendero, para ser embargadas en los próximos meses.

"De todas maneras vamos a cobrar, acá no hay diferencia de ningún tipo, los dos grupos son igual, y los dos causaron un grave daño al país", manifestó Galindo.

El procurador respondió de esta forma a las declaraciones del abogado de Abimael Guzmán, fundador de Sendero Luminoso, Manuel Fajardo, sobre la supuesta prescripción de las reparaciones impuestas a su cliente.

Fajardo añadió, en declaraciones a un programa dominical, que Guzmán no está dispuesto a pagar la reparación civil de 3,7 millones de soles (1,4 millones de dólares) porque "son deudas muertas" y "extinguidas".

Galindo explicó a Andina que las reparaciones impuestas por delitos de terrorismo ascienden a 3.700 millones de soles (1.412 millones de dólares) en el caso de los sentenciados de Sendero y 50 millones de soles (19 millones de dólares) a condenados del MRTA.

Sendero Luminoso ha sido señalado por el Informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación como el principal responsable de la muerte de más de 69.000 peruanos entre 1980 y 2000, tras la ola de violencia lanzada contra el Estado peruano.

Por su parte, el MRTA y las fuerzas armadas fueron señaladas, en ese mismo informe, como responsables en un menor porcentaje de las muertes en esa época.