El español Dani Pedrosa (Honda RC 213 V), con su segunda victoria consecutiva y la tercera de una temporada en la que es el único piloto de MotoGP que ha puntuado en todas las carreras ha estrechado aún más las diferencias respecto al líder del mundial, su compatriota Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1).

De hecho, Dani Pedrosa fue el único que en el circuito checo de Brno fue capaz de recortar distancias ya que los líderes del resto de categorías lograron ampliarlas y no en todos los casos con la victoria como argumento.

Ese fue el caso del alemán Sandro Cortese (KTM), quien no necesitó ganar para prueba de Moto3 para aumentar la ventaja pues su máximo rival, el español Maverick Viñales (FTR Honda) acabó por detrás de él.

Tras el anuncio hecho el jueves por el australiano Casey Stoner de que no iba a disputar la carrera de la República Checa para regresar a su país y someterse así a una intervención quirúrgica para reparar los daños en su tobillo derecho, toda la responsabilidad en la pelea por el título recaía en Pedrosa y Lorenzo y ninguno de los dos se puede decir que haya defraudado.

Bien es cierto que este primer asalto se lo ha llevado Pedrosa, quien ha luchado hasta el último metro como ni él mismo se acordaba haberlo hecho desde su última vez con un Lorenzo que aunque serio,no frunció en exceso el ceño y recordó que aún quedan seis carreras y habrá que continuar luchando para intentar alcanzar el título.

Por lo visto en Brno ya no queda ninguna duda sobre quienes serán los protagonistas hasta el final de la temporada, Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa, que tanto monta, mientras que tras ellos, como meros comparsas, lo más lógico es que estén los pilotos de la escudería satélite de Yamaha, el italiano Andrea Dovizioso y el británico Cal Crutchlow, pero ambos muy lejos de los líderes de la tabla.

Quizás, sólo quizás, en alguna ocasión se pueda inmiscuir el alemán Stefan Bradl o el español Álvaro Bautista, sobre sendas Honda RC 213 V, si bien esta probabilidad parece más remota.

El título de MotoGP de 2012 tiene protagonista español. Eso seguro, lo único que falta por dilucidar es el nombre propio al que le corresponderá ese honor.

También será español el campeón mundial de Moto2. Marc Márquez ha dado un nuevo paso para lograrlo y ahora cuenta con 48 puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor, que es también español, Pol Espargaró (Kalex), si bien en su caso un segundo fallo en Brno le ha alejado aún más de esa pelea.

Más difíciles van a estar las cosas en Moto3, en donde quien aumenta su ventaja es el alemán Sandro Cortese, que volvió a ganarle la partida al español Maverick Viñales (FTR Honda), si bien ambos sucumbieron ante un inusual triunfador, el alemán Jonas Folger (Kalex KTM), y se dejaron "birlar la cartera" en la última vuelta, por segunda vez, por el español Luis Salom (Kalex KTM), que parece encontrarse en auténtico estado de gracia.