El grupo pediátrico más influyente de Estados Unidos cree que los beneficios de la circuncisión para la salud de los varones recién nacidos son mucho mayores que cualquier riesgo y que las aseguradoras deberían financiarla.

En su declaración más reciente sobre la circuncisión, un procedimiento quirúrgico cuya práctica ha disminuido en todo el país, la Academia Estadounidense de Pediatría se mostró mucho más favorable, aunque considera que los padres son quienes deben tomar la decisión.

"No es un veredicto que provenga del cielo", dijo el doctor Andrew Freedman, coautor de la recomendación. "No hay una respuesta que se aplique a todos por igual".

Sin embargo, desde el punto de vista médico, los beneficios de la circuncisión para reducir el riesgo de contraer enfermedades superan sus pequeños riesgos, dijo Freedman, pediatra especializado en urología en Los Angeles.

La circuncisión consiste en retirar el prepucio que cubre la punta del pene, procedimiento que puede reducir los gérmenes que prosperan debajo del prepucio. Las complicaciones, entre ellas sangrado y/o infecciones, son inusuales, dice la Academia.

Las investigaciones recientes que refuerzan la evidencia de que la circuncisión disminuye las posibilidades de infectarse con VIH y otras enfermedades de transmisión sexual, así como de sufrir infecciones de las vías urinarias o cáncer de pene influyeron para la Academia actualizara su política al respecto, establecida hace 13 años.

La posición anterior decía que los beneficios médicos potenciales eran insuficientes como para que garantizaran el recomendar que todos los varones recién nacidos sean circuncidados. La nueva afirma: "Los beneficios de la circuncisión para los varones recién nacidos justifican que las familias que así lo deseen tengan acceso a este procedimiento".

La Academia también considera esencial darle a los bebés un remedio más adecuado que sólo un chupador recubierto de azúcar. En general se elige una inyección para anestesiar la zona.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, un organismo federal), calculan que los costos de la circuncisión van entre 200 y 600 dólares. La cobertura entre las aseguradoras es variable y varios estados han suspendido el financiamiento a las circuncisiones por parte del programa gubernamental Medicaid, que paga los gastos médicos de los estadounidenses de pocos recursos.

La nueva política fue publicada el lunes en el sitio de la revista Pediatrics en internet, mientras hay un creciente debate en torno a si la circuncisión es médicamente necesaria o sólo es un procedimiento cosmético que según los críticos equivale a una mutilación genital.

En Alemania, líderes judíos y musulmanes han protestado contra un fallo de una corte regional en junio que afirmó que la circuncisión equivale a hacerle daño al cuerpo.

___

En línea:

Academia Estadounidense de Pediatría: http://www.aap.org

CDC: http://1.usa.gov/hJiQj

___

La periodista de The Associated Press Lindsey Tanner está en Twitter como:

http://www.twitter.com/LindseyTanner