La agencia crediticia Moody 's elevó hoy un nivel la calificación soberana de Corea del Sur hasta "Aa3" por sus "sólidas" bases fiscales, la "alta competitividad" del país y la disminución de riesgos geopolíticos en Corea del Norte.

Las "sólidas bases fiscales" de Corea del Sur, cuya deuda ha ascendido del anterior escalón de A1 hasta la cuarta mejor calificación de Moody's, "permiten un margen relativamente amplio en las políticas para hacer frente a eventuales riesgos internos y externos", indicó la agencia estadounidense en un comunicado.

Los indicadores relativos a las finanzas públicas surcoreanas se encuentran "muy bien situados en los niveles de calificación Aa", observó la consultora.

Moody's destacó el buen trabajo de Seúl a la hora de lidiar con la crisis económica mundial, que en 2009 provocó un ligero déficit del PIB compensado con crecimientos de más del 6 por ciento en 2010 y del 3,6 por ciento el año pasado.

Para este año, el Banco de Corea (BOK) prevé un incremento del 3 por ciento del PIB tras recortar en julio su anterior estimación del 3,5 por ciento.

La agencia de calificación definió además como "favorables" las perspectivas de las finanzas públicas surcoreanas debido a la baja inflación, la reducida prima de riesgo de los títulos de deuda pública y unas expectativas de crecimiento futuro relativamente optimistas.

Moody's reconoció que el crecimiento económico surcoreano experimenta una desaceleración debido a la crisis global, aunque valoró la "relativamente saludable" situación del mercado de trabajo, con un desempleo del 3,1 por ciento en julio.

Asimismo, elogió las medidas de regulación establecidas por Seúl sobre el sector bancario, que han logrado "reducir sus vulnerabilidades" intensificadas al comienzo de la crisis mundial, y el incremento de las reservas oficiales de divisas de la cuarta economía de Asia.

Por último, Moody's aludió a la aparente estabilidad política en Corea del Norte -donde Kim Jong-un se ha consolidado en el poder tras la muerte en diciembre de su padre, Kim Jong-il- como otro factor que ha influido en la decisión de elevar la calificación de Corea del Sur.

Esto, según la agencia, despeja potenciales riesgos geopolíticos sobre la economía surcoreana, como un hipotético colapso del régimen comunista del Norte.