Desconocidos asesinaron a cuatro hombres y dejaron sus cuerpos tendidos en una vía rural del norte de Cauca, una de las regiones más convulsionadas por incursiones rebeldes en los últimos años, indicaron las autoridades el lunes.

Los hombres, cuya identidad aún se desconoce, fueron baleados en el rostro con fusil la noche del domingo por desconocidos en una zona rural de Corinto, en el departamento de Cauca, a unos 290 kilómetros al suroeste de Bogotá.

"Estamos sorprendidos porque primero (las víctimas) eran forasteros y segundo uno se pregunta qué hacían por la parte de la montaña... De pronto pueden ser reyertas del narcotráfico, porque uno se hace la pregunta qué hace un forastero en un sitio tan peligroso", dijo en diálogo telefónico con The Associated Press Oscar Quintero, alcalde de Corinto.

El burgomaestre descartó que las víctimas fueran indígenas nasa, que son uno de los grupos mayoritarios en la región.

Los cuatro cuerpos se encontraban tirados a la orilla de una carretera. "Puede ser que a ellos los mataron en otro lugar y los dejaron tirados aquí cerca al pueblo y en este momento estamos averiguando con las autoridades cómo fue la realidad de esta matanza", añadió el alcalde.

El coronel Ricardo Alarcón, comandante de la policía de Cauca, dijo a su turno que apenas llegaban a la zona para averiguar lo sucedido. Las víctimas también presentaban heridas de arma blanca.

A lo largo de este año varios municipios del norte de Cauca han sido objeto de ataques rebeldes, mientras persiste la presencia de bandas de narcotráfico en una zona considerada clave porque da acceso hacia la costa del Pacífico y a la vez hacia regiones del centro colombiano.