La actividad económica permaneció estable en julio en la zona del euro después de haber experimentado una caída del 0,2 % en junio, según los cálculos publicados hoy por la entidad privada de análisis "The Conference Board".

El índice que elabora esta firma para la zona del euro (Conference Board Leading Economic Index -LEI-), se situó así en julio en 104,8 puntos, según los cálculos preliminares.

Este índice anticipa cambios de tendencias en el ciclo empresarial en los 17 países miembros del euro y está compuesto por siete indicadores.

En junio y mayo el índice había caído un 0,2 y 0,3%, respectivamente.

Según el economista jefe de la empresa, Jean-Claude Manini, "después de las caídas de los meses precedentes, el índice se mantuvo estable al compensarse el gran pesimismo económico en los sectores de la industria y los servicios con cierta mejora de los indicadores financieros".

Manini advirtió que "resulta cuestionable que los indicadores financieros puedan seguir haciendo de contrapeso a las debilidades de otros sectores".

El LEI sugiere que "siguiendo la moderada caída del Producto Interior Bruto (PIB) en la zona euro durante el segundo trimestre, una mayor contracción de la actividad económica es de esperar durante la segunda parte de 2012".