La tormenta tropical "Isaac" está fortaleciéndose mientras avanza hacia el oeste-noroeste sobre el Golfo de México, de forma que el martes podría llegar a la costa estadounidense en forma de huracán.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos detalló hoy en su boletín de las 12.00 GMT que el frente se encontraba en 25,7 grados de latitud norte y 84,7 grados de longitud oeste, a unos 295 kilómetros al oeste-suroeste de Fort Myers (en la costa oeste de Florida) y a 575 kilómetros al sureste de la desembocadura del río Misisipi.

Sus vientos máximos sostenidos se mantienen en 100 kilómetros por hora y su dirección en 300 grados (oeste-noroeste), al tiempo que avanza a unos 22 kilómetros por hora.

Los vientos con fuerza de tormenta tropical que acompañan a este frente se extienden a 390 kilómetros del centro.

Se espera un fortalecimiento de sus vientos máximos y una disminución gradual de su velocidad de traslación durante este lunes, aunque la dirección seguirá siendo la misma, para luego, hacia el martes, girar un poco más hacia el noroeste.

Así, durante todo el día de hoy, "Isaac" se moverá sobre el este del Golfo de México y se acercará a la costa norte estadounidense hacia el martes. En este periodo es previsible que se convierta en huracán.

Existe una alerta por la "previsible" llegada de un huracán la mitad este de la costa de Luisiana, incluida el área de Nueva Orleans, así como la costa de Misisipi, Alabama y el extremo oeste de la costa norte de Florida.

El resto de la costa norte y oeste de Florida, así como los cayos, conservan la alerta por "previsibles" condiciones de tormenta tropical, mientras que la mitad oeste de la costa de Luisiana, que no está bajo aviso de huracán, también tiene activadas alertas por el "posible" paso de un huracán o una tormenta tropical. EFE

mgl/cmm