Alejandro Valverde opina que su prolongada inactividad podría estar afectando el ritmo e incluso el juicio de Alberto Contador en la Vuelta de España.

Contador volvió a la actividad este mes luego de ausentarse en febrero tras detectársele clenbuterol en las muestras de orina del Tour de Francia del 2010, que ganó.

El ciclista, campeón de la Vuelta del 2008, está tercero a un minuto del líder Joaquín Rodríguez y a siete segundos del segundo, el británico Christopher Froome.

"Lleva bastante tiempo alejado de la competencia y está tratando de entrar en ritmo", comentó Valverde, quien marcha cuarto a siete segundos de Contador. "Está tercero, pero se lo ve nervioso y ataca cuando no debe hacerlo".

"Tal vez tenga un plan y lo esté siguiendo", acotó.

Contador es uno de apenas cinco ciclistas que han ganado al menos una vez los tres grandes clásicos del deporte: el Tour, la Vuelta y el Giro de Italia. El Tour lo ganó dos veces, aunque fue despojado de su victoria de hace dos años.

Otro pedalista español, Igor Antón, cree que Contador es el favorito.

"Tal vez no esté en su mejor rendimiento, pero parece de los que mejores posibilidades tienen", expresó Antón, quien figura octavo. "Es el que más experiencia tiene en estas situaciones".

Contador, igual que Froome, tratará de sortear la 10ma etapa del martes sin perder más terreno frente a Rodríguez y luego buscar compensar la desventaja en la contra reloj del miércoles.

Valverde, campeón de la Vuelta del 2009, cree que Froome es el favorito en la contra reloj, por más que denote cierta fatiga por una temporada muy recargada, que incluyó segundos puestos en el Tour y en los Juegos Olímpicos de Londres.

"Froome es el favorito, aunque lució un poco cansado en la subida al Montjuic (donde terminó la etapa del domingo)", comentó Valverde. "Se lo veía acabado al final, sobre todo en los últimos 200 metros".

La 10ma etapa del martes será un recorrido de 190 kilómetros por la provincia de Galicia.

La prueba, de 21 etapas, concluye el 9 de septiembre en Madrid.