Un total de 413 playas cubanas muestran algún indicio de erosión, con un ritmo de retroceso de la línea de costa estimado en 1,2 metros por año, reveló una reciente investigación científica difundida hoy por medios locales.

Científicos de más de una docena de instituciones participaron en un proyecto sobre los peligros y la vulnerabilidad costera para los años 2050 y 2100 que identificó esa situación en las playas cubanas incluidas las del balneario de Varadero, el más famoso de la isla caribeña, reseñó un artículo del periódico oficial Granma.

El jefe del departamento de Procesos Costeros del Instituto de Oceanología, del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), José Luis Juanes, explicó que en muchos casos la principal causa de ese proceso se debe a acciones humanas inadecuadas.

La erosión está presente hoy en alrededor del 84 por ciento de las playas repartidas a lo largo del archipiélago cubano, que tiene unos 4.000 kilómetros de costas, según las fuentes.

Entre las intervenciones que facilitan la erosión, el investigador citó la extracción de arena para fines diversos, la incorrecta ubicación de espigones de entrada de canales y dársenas, y las construcciones sobre las dunas naturales.

Además indicó que esa situación puede ser provocada por el impacto de las olas generadas por eventos meteorológicos extremos contra las estructuras de hormigón y otros materiales.

En ese sentido apuntó que los estudios realizados permitieron comprobar cómo, durante el paso de huracanes de gran intensidad, la inundación costera empieza a sobrepasar las dunas en diferentes puntos de la isla.

Detalló que ese proceso ocasiona el traspaso de la arena hacia las lagunas interiores, provocando transformaciones estructurales apreciables en el perfil de la costa.

El artículo señala también que las soluciones que se aplican para proteger las playas contemplan el suministro artificial de arena, y como ejemplo menciona el caso de Varadero, donde se han depositado desde 1987 casi 2,9 millones de metros cúbicos en diversos tramos a lo largo de sus 20 kilómetros.