El grupo informático IBM anunció hoy que ha llegado a un acuerdo definitivo para comprar por 1.300 millones de dólares en efectivo al fabricante de software Kenexa, que busca ayudar a las empresas a contratar personal a través de las redes sociales.

El gigante tecnológico, con sede en Armonk (Nueva York), se hará con todas las acciones de Kenexa por 46 dólares cada una, lo cual supone una prima del 42 % sobre el precio de cierre de sus títulos el viernes pasado en la bolsa de Nueva York, donde acabaron a 32,39 dólares.

"Toda compañía, sea cual sea su área de negocio, está buscando formar parte del poder de los contactos en las redes sociales para transformar la forma en la que trabajan, colaboran y superan en innovación a sus competidores", dijo el gerente del negocio de redes sociales de IBM, Alistair Rennie, en un comunicado.

Rennie añadió que gracias a esta compra, que prevén cerrar en el cuarto trimestre del ejercicio, IBM podrá "ayudar a sus clientes a generar beneficios reales de sus inversiones en las redes sociales, así como a ganar conocimiento de los datos generados en esas redes para ser más competitivos en sus mercados".

Kenexa, que cuenta con más de 2.800 trabajadores y opera en 21 países, "ofrece una combinación única de tecnología en la nube y servicios de consultoría que integra tanto personas como procesos, de forma que provee soluciones para atraer a una fuerza trabajadora más lista y efectiva", según IBM.

El fabricante de software tiene un total de 8.900 clientes en diferentes industrias como las de servicios financieros, farmacéuticas o empresas minoristas, entre los que figuran pesos pesados como General Electric, la aeronáutica Boeing o la cadena de cafeterías Starbucks.

La compra se produce dos meses después de que el gigante tecnológico Microsoft se hiciera por 1.200 millones de dólares con Yammer, una compañía californiana especializada en redes sociales privadas para empresas.

El anuncio motivaba que las acciones de Kenexa se disparasen hoy el 41,59 % hacia el ecuador de la sesión en la bolsa de Nueva York, donde se han revalorizado el 71,72 % desde enero, mientras que IBM retrocedía el 0,73 % pero acumula una subida del 6,77 % en lo que va de año.