El gobernador de Misisipí Phil Bryant declaró estado de emergencia mientras las autoridades se preparan para el impacto de Isaac, probablemente como huracán de categoría 2.

Los meteorólogos informaron a Bryant y otras autoridades que se reunieron el domingo en el Centro de Operaciones de Emergencia que los vientos por la tormenta tropical podrían sentirse en la costa de Misisipí el lunes por la noche y podrían durar hasta el miércoles.

El director del Centro Nacional de Huracanes Rick Knabb le dijo por teleconferencia a Bryant que los expertos prevén que Isaac se convierta en huracán y provoque un aumento de las mareas de 1,8 a 3,6 metros de altura (de 6 a 12 pies) en los estuarios costeros.

Knabb informó que los meteorólogos todavía no logran determinar dónde impactará el vórtice de Isaac. El meteoro podría llegar a las costas el miércoles, cuando se cumplen siete años de que el huracán Katrina mató a más de 200 personas en Misisipí y causó miles de millones de dólares en daños.