El presidente francés exhortó el lunes a la oposición siria que forme un gobierno provisional, agregando que su gobierno lo reconocerá en cuanto quede constituido.

El anuncio de Francois Hollande, durante un discurso ante los embajadores de Francia, trajo nueva presión internacional contra el régimen que encabeza el presidente sirio Bashar Assad, en medio de un patente empeoramiento de la guerra civil en su país.

La oposición siria, sin embargo, sigue muy fragmentada y no está claro si podría formar un gobierno provisional a corto plazo.

Empero, el anuncio de Hollande, al parecer el primero de su tipo, intentó dar ímpetu a la creación de dicho gobierno.

"Francia pide a la oposición siria que forme un gobierno provisional, incluyente y representativo, que pueda ser el representante legítimo de la nueva Siria", dijo Hollande.

"Estamos incluyendo a nuestros socios árabes para acelerar este paso", dijo ante cientos de diplomáticos y dignatarios en el palacio presidencial. "Francia reconocerá al gobierno provisional de Siria una vez que se forme", agregó.

Hollande también criticó la reticencia de Rusia y China de endurecer su posición frente al régimen de Assad, al decir que esa actitud "debilita nuestra capacidad para hacer cumplir el mandato conferido a nosotros por la Carta de la ONU".

La oposición siria ha estado plagada de divisiones y luchas internas desde que comenzó la revuelta el año pasado, por lo que la eventual formación de un gobierno de transición está plagada de dificultades.

Abdelbaset Sieda, líder del opositor Consejo Nacional Sirio, dijo recientemente que la organización estaba haciendo planes y consultas para formar un gobierno de transición, pero se sabe que varios grupos de la oposición hacen planes similares, entre ellos una nueva alianza opositora encabezada por el veterano opositor Haitham Maleh.