La esposa del técnico del equipo de fútbol americano de Minnesota State, Mankato, dice que las acusaciones de pornografía infantil hechas a su marido no tienen sustento alguno y que las fotos halladas en su teléfono son inocentes recuerdos de familia.

Todd Hoffner, de 46 años, fue acusado la semana pasada luego de que se le encontraron lo que las autoridades describieron como imágenes de sus hijos desnudos en su teléfono.

"Son acusaciones ridículas, sin ningún sustento", sostuvo la esposa del técnico, Melodee Hoffner, en la oficina de su abogado. "Mi familia hace lo que hacen todas las familias. Le sacamos fotos a los chicos con todas sus locuras. Mi esposo jamás abusaría de nuestros hijos ni de ningún menor".

Melodee Hoffner dijo que es una consejera escolar licenciada y que conoce bien los indicios de que un menor está siendo víctima de abusos. Indicó que a sus hijos les gusta bailar, jugar, payasear y ser fotografiados haciéndolo.

"Les aseguro que nuestros hijos no han sido explotados o abusados. Son chicos saludables, física, mental y emocionalmente, y tienen relaciones normales con amigos, familiares y maestros", insistió.

El fiscal adjunto que lleva el caso no respondió llamadas de la AP.