El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, subía hoy el 0,04 % tras un primer cambio bajista en la apertura y lograba recuperar los 7.300 puntos minutos después de comenzar la sesión.

Así, a las 09.10 hora local (07.10 GMT), el selectivo español se anotaba 2,80 puntos y quedaba en 7.313 enteros, lo que hacía que sus pérdidas anuales fueran ya del 14,65 %.

Pocos minutos después de la apertura de la Bolsa española, la prima de riesgo de España se suavizaba ligeramente y se situaba en 503 puntos básicos tras abrir sin cambios en 506 puntos.

Esto ocurría después de las declaraciones hechas ayer por la canciller alemana, Angela Merkel, a la televisión pública de su país, en las que pidió a sus socios de Gobierno y europeos que midan sus palabras a la hora de abordar la crisis de la zona del euro, especialmente en lo que se refiere a Grecia.

No obstante, Merkel alabó al presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, por su postura crítica y sus advertencias a los políticos sobre los límites de actuación del Banco Central Europeo (BCE), después de que éste indicara que la financiación que da este organismo puede "crear adicción como una droga".

En cuanto a las empresas más capitalizadas del mercado español, las únicas que lograban abrir al alza eran Repsol, con un avance del 0,70 %, y el BBVA, del 0,03 %, mientras el Santander caía el 0,20 %, y Telefónica, el 0,39 %.

En el IBEX 35, los mayores recortes eran para Bankia y Abengoa, del 1,75 % y del 1,33 %, respectivamente, y las mayores alzas para ACS y Gamesa, con unos respectivos incrementos del 1,63 % y el 1,40 %.

Inypsa y Urbas eran las empresas que peor apertura registraban de todo el mercado bursátil español, con bajadas del 7,22 % y del 6,67 %, mientras Biosearch y Antena 3 TV eran las que más ganaban, el 10,26 % y el 5,71 %.

El euro abría hoy a la baja en el mercado de divisas de Fráncfort y se cambiaba a 1,2502 dólares, frente a los 1,2519 dólares del viernes, al contrario que el barril de crudo Brent para entrega en octubre, que comenzó al alza en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) de Londres y alcanzó los 114,90 dólares frente a los 113,05 anteriores.