Cuarenta inmigrantes clandestinos murieron ahogados cuando su barca se hundió el pasado sábado cerca de la costa oriental de Libia, próximo a la frontera con Egipto, informó hoy la agencia de prensa libia.

Según Salá Muawad, presidente del consejo municipal de la localidad libia de Amsaad en cuyas aguas se produjo el suceso, se trata de una barca de pesca egipcia y solo una persona escapó a la muerte.

El superviviente fue quien dio la alerta a los guardacostas, que el domingo por la tarde localizaron varios cadáveres en el mar.

Muawad no precisó el sexo ni la nacionalidad de las víctimas.