El optimismo de los empresarios alemanes bajó más de lo previsto en agosto, según la encuesta Ifo publicada el lunes, otra señal de que la principal economía de Europa enfrenta problemas debido a la crisis de la deuda de la eurozona.

El índice divulgado bajó a 102,3 puntos en agosto, menos del modificado de 103,2 en julio. Los analistas de mercado habían previsto una ligera baja a 102,6 puntos.

Los economistas han advertido que la crisis de la deuda de 17 países de la eurozona podría finalmente afectar a Alemania. La economía del país ha tenido una buena racha que el resto de la unión en su conjunto, que actualmente pasa apuros con una crisis a causa de una desmesurada deuda de sus gobiernos y recesiones en varios países. Alemania creció 0,3% en el segundo trimestre y el desempleo sigue siendo bajo.

Pero la crisis de la deuda ha tenido un creciente impacto en Alemania debido al descenso de las órdenes en cartera por el comercio con los aliados de la eurozona y las empresas y los consumidores se abstienen de gastar y de invertir por temor al futuro.