Seis personas murieron tras la explosión de un vehículo de servicio público que viajaba hoy en una carretera rural cerca de Vista Hermosa, municipio del departamento colombiano del Meta (centro este), informó a Efe una fuente policial.

La fuente atribuyó la acción a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que actúan en esa región.

"Al parecer las FARC que están allí" fueron las que cometieron esa acción, dijo telefónicamente la fuente del Departamento de Policía del Meta.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, por su parte, atribuyó la acción a "terroristas".

La fuente de la Policía dijo inicialmente que no se descartaba ninguna posibilidad, admitió que entre las hipótesis puede considerarse "un atentado" con "explosivos dentro" del vehículo, que haya estallado una encomienda, o también que la explosión se haya producido accidentalmente "por una falla en el sistema de gas natural" del combustible del automotor.

La explosión del vehículo, que resultó destruido, se registró hacia el mediodía, hora local, cuando transitaba por la zona rural conocida como Campo Alegre, a pocos kilómetros del casco urbano de Vista Hermosa y de la vecina población de San Juan de Arama.

El ministro Pinzón dijo que los terroristas "hicieron explotar un vehículo, quien sabe si por accidente o porque estaban transportando explosivos porque estaban tratando de amedrentar a alguien, y asesinaron a dos niños".

El suceso se registró cuando precisamente Pinzón encabezaba un consejo de seguridad en la Base Militar de Apiay, en el mismo departamento del Meta.

Al concluir ese consejo, Pinzón dijo a periodistas que los autores de la acción "tendrán que saber que primero la Fuerza Pública los va a seguir persiguiendo y golpeando y segundo ese tipo de actos terroristas no tienen ninguna perdón en ninguna legislación del mundo".

Pinzón calificó el atentado como delito de lesa humanidad por cuanto se afectan a civiles y especialmente a niños y reiteró que "lo único que los terroristas van a encontrar es mas capturas, mas bajas en combate y mas presión de la Fuerza Pública".