La suspensión a perpetuidad y retirada de los siete títulos del Tours de Francia que la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) le ha impuesto al exciclista Lance Armstrong por dopaje no le ha afectado para nada su popularidad y el apoyo que recibe la fundación que lleva su nombre y trabaja en favor de la lucha contra el cáncer.

Nada más conocerse la decisión de la USADA, después que Armstrong no quiso defenderse de los cargos antes una comisión de arbitraje, compañías y patrocinadores, como Nike, hicieron públicos comunicados en los que no sólo creían en la "inocencia" de Armstrong sino que le mantenían y le daban todo su apoyo al proyecto "Livestrong".

Cada patrocinador de Armstrong o de la Fundación optó por permanecer a su lado como lo hizo Nike, que fue la primera y más importante en darlo a conocer públicamente a través de un comunicado.

Luego llegaron los de las compañías Anheuser-Busch, Oakley, Johnson Health Tech, Sporting KC, FRS, Honey Stinger y American Century Investments, entre otras.

Mientras que las donaciones no solicitadas que recibe la "Fundación Lance Armstrong" en la promoción de la prevención del cáncer y la investigación, se han incrementado de forma considerable después de conocerse el castigo impuesto a Armstrong, de 40 años.

El CEO y máximo responsable de la fundación "Livestrong", Doug Ulman, confirmó a la Agencia EFE que las donaciones no solicitadas aumentaron casi 25 veces más en los dos últimos días en comparación con las del jueves.

Ulman explicó que durante el jueves en la página web que tiene la organización se registraron unas donaciones de 3.200 dólares, un ingreso normal de lo que recibían a diario, pero en lo que va del viernes y el sábado, el dinero recibido se acercaba a los 200.000 dólares.

Además, de acuerdo a Ulman, el número de personas que donan había aumentado desde la noche del pasado jueves cuando Armstrong no quiso seguir su defensa de los cargos de dopaje que pesaban en su contra.

La fundación tenía registradas a 45 personas que donaban a través de la página web antes de la suspensión, ahora ya son más de 500 las que han comenzado a dar dinero para la fundación.

Las ventas de mercancías --pulseras y brazaletes "Livestrong"-- aumentaron casi tres veces, pasando de 4.000 dólares, que contabilizaron el pasado jueves, a más de 20.000 dólares al concluir el sábado.

"Hemos escuchado a nuestros más firmes partidarios", declaró Ulman. "Se sienten frustrados con el resultado de la decisión de la USADA, pero a la vez aliviados de que todo haya terminado en cuanto a ese asunto y puedan centrarse por completo en el trabajo que realizamos".

En los últimos 15 años, la "Fundación Lance Armstrong" ha recaudado cerca de 500 millones de dólares, lo que la convierte en la organización benéfica de cualquier deportista que más dinero ha logrado en la historia de las donaciones.