La canciller alemana, Angela Merkel, ha pedido a sus socios de gobierno y europeos que midan sus palabras a la hora de abordar la crisis de la zona del euro, especialmente en lo que se refiere a Grecia, ante las consecuencias que puedan tener unas declaraciones.

"Todos deberían medir bien las palabras", dijo hoy Merkel en una entrevista con las cadenas públicas de la televisión alemana ARD y ZDF, en la que advirtió de que "hay que actuar con mucha cautela cuando se conocen las actuales necesidades de cambios en Grecia".