La ciudad de La Habana, en el noroeste de Cuba, sufre hoy fuertes vientos y lluvias a intervalos por los coletazos de la tormenta "Isaac" a su paso en paralelo a la costa norte cubana en dirección a Florida (EE.UU.) después de que el centro del ciclón cruzara el sábado el extremo oriente de la isla.

El viento ha provocado un fuerte oleaje en la capital, especialmente visible desde la madrugada en algunos puntos del malecón, que bordea la ciudad, como pudo constatar Efe.

La Comisión Provincial de Seguridad Vial ha decretado el cierre al tráfico de vehículos de un tramo de cinco kilómetros comprendido entre la Oficina de Intereses de Estados Unidos y el túnel de acceso al barrio de Miramar, "debido a las penetraciones del mar en el malecón habanero".

Sin embargo, el temporal no ha provocado por ahora la caída de árboles o postes de electricidad, y la entrada de agua en los barrios ubicados más cerca de la costa, uno de los efectos más temidos en estas ocasiones, es de momento mínima.

Las últimas inundaciones de gravedad en La Habana tuvieron lugar en 2005 a causa del huracán "Wilma", cuyo paso frente a la costa cubana originó desbordamientos de la línea costera de hasta dos kilómetros e inundaciones de un metro y medio de altura en la ciudad.

Según el último informe del Instituto de Meteorología cubano (INSMET), el centro de "Isaac" se encuentra ya en el Estrecho de Florida, a 245 kilómetros al este de la capital cubana y a 30 kilómetros al norte de Sagua la Grande, en la costa norte de la provincia central de Villa Clara.

El ciclón se desplaza a una velocidad de 31 kilómetros hacia el noroeste con vientos sostenidos de 100 kilómetros por hora, indica el boletín ofrecido a las 08.00 hora local (12.00 GMT).

En el informe el jefe del Centro de Pronósticos del INSMET, José Rubiera, señaló que en el noroeste, donde está La Habana, se pueden registrar hoy vientos de entre 35 y 50 kilómetros por hora e "inundaciones costeras de ligeras a moderadas".

Este fenómeno se repetirá también en el sur y la mitad oriental, donde habrá vientos de 20 y 35 kilómetros por hora, detalló.

El sábado Rubiera reveló que en la capital cubana se llegó a medir alguna racha de viento aislada de 76 kilómetros por hora.

El centro de "Isaac" tocó tierra cerca del mediodía del sábado en la localidad de Imías, en la provincia de Guantánamo (extremo este de la isla), y salió al mar cinco horas después por las inmediaciones de Guardalavaca, en la provincia nororiental de Holguín.

Con su desplazamiento, el ciclón arrastra sobre Cuba toda su nubosidad y las áreas de lluvia intensa que afectaron a Haití y República Dominicana y que durante este domingo se sentirán en todo el territorio cubano.

Según Rubiera, la pasada madrugada se produjeron importantes precipitaciones en el oriente de la isla caribeña, como en el caso de Caujerí, en Guantánamo, donde cayeron 160 milímetros de agua en apenas seis horas.

"La lluvia sigue siendo un factor del recorrido" y hay que mantener "observancia" a su evolución, advirtió el meteorólogo.