El brasileño Bob Burnquist se consagró hoy en el sambódromo de Río de Janeiro, ante unas 25.000 personas, como tetracampeón mundial de skate en la modalidad de mega-rampa.

Burnquist, favorito en el torneo internacional, fue el último de los competidores en enfrentar la rampa y marcó 85,33 puntos en una maniobra a casi 70 kilómetros por hora, mientras que el estadounidense Mitchie Brusco registró 66,99 puntos y terminó segundo en la clasificación final.

Brusco, de apenas catorce años de edad, repitió la misma posición del año pasado, cuando disputó el título también en Río de Janeiro ante Burnquist.

"No tengo palabras para definir esta victoria, pues no es fácil aquí ya que todo año tengo que hacer maniobras nuevas y todos están compitiendo muy bien, además estar en mi ciudad es una sensación diferente, al vencer en Río de Janeiro puedo morir feliz", señaló Burnquist al final de la prueba.

El sábado, el brasileño Douglas Leite 'Douguete' se impuso en la categoría Big Air de la BMX, con un salto de 6,40 metros, mientras que el estadounidense Colton Satterfield conquistó el título Big Air Combinado, prueba en la que se compite con tres maniobras.

La Plaza de la Apoteose, en las afueras del sambódromo Marques de Sapucaí, recibió el Mundial de Skate y BMX en Mega-Rampa, que desde el jueves reunió en Brasil a los principales exponentes de la modalidad que se disputa sobre una rampa de 27 metros de altura, 112 metros de extensión y 20 metros de caída libre.