Diez inmigrantes, pertenecientes a un grupo de 77 africanos desembarcados en la isla italiana de Lampedusa hace dos días, se autolesionaron en diversas partes del cuerpo, para no ser repatriados, informaron a Efe fuentes de la Capitanería.

Todos los lesionados, incluidos cuatro menores de edad, han sido denunciados por los carabineros por haberse infligidos las lesiones con ese fin.

Por otro lado en la localidad de Tricase, en la provincia sureña de Apulia, 34 ciudadanos extracomunitarios, uno de ellos menor de edad, y procedentes de Afganistán, Pakistán y Bangladesh han sido encontrados en distintas operaciones de la Guardia Finanzas, después de haber desembarcado en el litoral de Salento.

Los primeros inmigrantes, que se encuentran en buenas condiciones de salud, fueron trasladados al centro de primera acogida don Tonino Bello de la localidad de Otranto en Apulia.