El candidato de la oposición a la Presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, suspendió su actividad de campaña tras la explosión que se cobró ayer la vida de al menos 39 personas en la refinería de Amuay, la mayor de Venezuela.

"Me excuso con nuestro pueblo de Aragua por haber suspendido nuestro recorrido #PuebloxPueblo del día de hoy", indicó Capriles a través de su cuenta en la red social Twitter, en alusión al recorrido que lleva a cabo en el marco de la campaña electoral para las elecciones del 7 de octubre.

Una fuente de su comando de campaña indicó a Efe que Capriles tenía previsto visitar a lo largo del día varios municipios del estado Aragua, al oeste de Caracas.

El candidato opositor señaló que está muy atento y "en comunicación permanente" con el estado Falcón, en el noroeste del país y donde se encuentra la refinería siniestrada.

"Hemos conversado con familiares de las víctimas y heridos", agregó.

"Todo nuestro apoyo y ayuda a las personas afectadas en los distintos eventos que han ocurrido en los últimos días en nuestro país", indicó.

Capriles también expresó en la red social que el venezolano es "un pueblo con una gran fe", y "Dios nos dará la fuerza necesaria para superar estas dificultades!", añadió.

"Nuestra Venezuela nos requiere unidos para superar estas dificultades, el proceso de recuperar nuestro país se iniciará muy pronto!", dijo.

La refinería de Amuay, una de las tres que forman el Centro Refinador de Paraguaná (CRP), uno de los mayores del mundo, sufrió en la madrugada del sábado una fuerte explosión como consecuencia de una fuga de gas.

El estallido dejó destrozos y derrumbes en viviendas de los alrededores y fuego en nueve tanques del centro industrial.

En un comunicado fechado ayer, Capriles expresó su "profunda tristeza, dolor, solidaridad y apoyo" a las víctimas y sus familias, así como a la "familia" de la Fuerza Armada y la industria petrolera.

"Los venezolanos somos uno solo y nos crecemos ante este tipo de situaciones. Hemos demostrado que juntos, siempre salimos adelante y que somos un pueblo solidario y grande", indicó.

Las autoridades venezolanas continuaban hoy con las tareas de extinción del incendio generado ayer, y que sigue afectando a dos tanques de gasolina.

De acuerdo con el último parte oficial de víctimas, difundido anoche, la explosión dejó 39 muertos, la mayoría miembros de la Guardia Nacional y familiares que se encontraban en las instalaciones del Destacamento 44, que da protección a la refinería.

El Gobierno informó que 86 personas debieron recibir algún tipo de atención médica, ya casi todos dados de alta, salvo alrededor de una veintena de heridos que siguen ingresados en hospitales de Punto Fijo, donde se encuentra la refinería, y Maracaibo (occidente).

Alrededor de 19 millones de venezolanos están convocados a las urnas el próximo 7 de octubre para decidir quién será el presidente del país durante el periodo 2013-2019, una contienda en la que tomarán parte el gobernante, Hugo Chávez, y Capriles.