La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, condenó hoy las ejecuciones que tuvieron lugar en Gambia después del anuncio del presidente de ese país, Yaya Jammeh, de que se ejecutarán a todos los condenados a pena de muerte en las próximas semanas, y pidió que se detenga inmediatamente el proceso.

"Condeno enérgicamente las ejecuciones que, según informaciones, han tenido lugar el jueves 23 de agosto después del anuncio del presidente Jammeh de su intención de ejecutar todas las penas de muerte antes de mediados de septiembre", indicó Ashton.

"Exijo que se detenga inmediatamente las ejecuciones", señaló Ashton en un comunicado.

En este sentido, la alta representante de la política exterior de la UE recordó al Gobierno de Gambia sus compromisos internacionales y las responsabilidades que tiene con respecto a los derechos humanos en el Acuerdo de Cotonú, que regula las relaciones entre la Unión y los países del grupo ACP (África, Caribe y Pacífico).

"A la vista de estas ejecuciones, la UE analizará de manera urgente una respuesta apropiada", advirtió Ashton.

Jammeh anunció el pasado día 19 que todos los condenados a muerte en Gambia serán ejecutados antes de que acabe septiembre.

Además, el presidente gambiano advirtió que no serán tolerados "el bandolerismo, el tráfico de drogas y su consumo ilícito, la homosexualidad, el terrorismo y las actividades subversivas contra el Estado".