El uruguayo Luis Suárez y el argentino Carlos Tevez anotaron el domingo en el empate 2-2 entre el Liverpool y el Manchester City, que se recuperó en dos ocasiones para llevarse un punto de Anfield por la Liga Premier inglesa.

El Arsenal, por su parte, igualó 0-0 en su visita al Stoke.

Martin Skrtel abrió el marcador para el Liverpool con un potente cabezazo tras un tiro de esquina de Steven Gerrard en un primer tiempo en el que el equipo del técnico Brendan Rodgers superó a los actuales campeones.

Yaya Toure empató para el equipo de Roberto Mancini a los 63 minutos después de que el portero español Pepe Reina no pudo asegurar un balón que Martin Kelly tampoco pudo controlar, lo que permitió a Toure definir.

El uruguayo Luis Suárez volvió a poner al Liverpool adelante con un tiro libre ejecutado a la perfección a la esquina del arco de Joe Hart.

Skrtel se equivocó para el segundo del City con un pase débil hacia Reina, que el argentino Carlos Tevez persiguió para superar al arquero del Liverpool y enviar el balón al arco vacío.

Mancini se mostró frustrado porque su equipo concedió dos goles en sus dos primeros partidos de la temporada.

"Este es el momento para dejar de conceder dos goles en cada juego", dijo Mancini. "Pero hemos obtenido un punto cuando estuvimos abajo en dos ocasiones", señaló.

El director técnico del Liverpool Brendan Rodgers estaba más contento con el desempeño de su conjunto.

"Se nos hicieron muchas preguntas y pensé que los jugadores estuvieron increíbles", comentó. "A veces no gana el mejor equipo", agregó.

Más temprano, Arsenal y Stoke empataron sin goles en el Britannia Stadium.

El francés Olivier Giroud, una de las flamantes contrataciones de los 'Gunners', tuvo la oportunidad más clara para anotar para el club londinense en el último minuto del partido, cuando recibió un pase de Alex Oxlade-Chamberlain en la izquierda e intentó superar con un globo al portero del Stoke Asmir Begovic.

El mediocampista español Santi Cazorla, otro de los refuerzos, tuvo de nuevo un destacado desempeño para el equipo del director técnico francés Arsene Wenger, con varios intentos de larga distancia.

Al Stoke le anularon correctamente por fuera de lugar un tanto de Jonathan Walters en el primer tiempo.

Wenger cree que su equipo debe mejorar su ataque luego de que no anotó en sus dos primeros juegos de liga.

"Ofensivamente aún tenemos algo de trabajo por hacer porque perdimos un poco de precisión en el último tercio en nuestros movimientos y nuestros pases", dijo Wenger. "Estamos acostumbrados a encontrarnos en el último tercio y falta algo, pero sigo pensando que debimos haber ganado el juego por 1-0", añadió.