Al menos 85.000 personas han tenido que abandonar sus casas en Birmania debido a las inundaciones que han anegado miles de hectáreas en el sur del país, indican hoy los medios oficiales.

La zona más afectada por las inundaciones es el Delta del Irrawaddy donde 70.000 personas han sido desplazadas y más de 240.000 hectáreas de campos de arroz han quedado cubiertos por el agua, según reza el comunicado oficial emitido este sábado.

A lo largo del país se han contabilizado otros 15.000 desplazados por las riadas causadas por las fuertes lluvias de esta semana.

El Gobierno birmano informó de que ha habilitado 219 escuelas y monasterios como centros de evacuación para los damnificados.

"Al vivir en un zona poco más elevada que el nivel del mar las inundaciones son comunes. Pero esta no ha sido normal", declaró Daw Hmway, una de las afectadas, al diario "The Irrawaddy".

Las autoridades locales no han confirmado la muerte de ninguna persona por las inundaciones que han afectado a más de 200.000 personas a lo largo del país.

Tormentas como ésta son habituales en Birmania, que en mayo de 2008 padeció el mayor desastre natural de su historia cuando unas 138.000 personas murieron al paso del ciclón "Nargis" por el delta del río Irrawaddy.