Granada y Sevilla igualaron a un gol el el primer duelo andaluz de la temporada, en un choque en el que los locales no supieron aprovechar que jugaron durante una hora en superioridad numérica por la expulsión de Diego López.

Tras el gol de Mikel Rico en el rechace del penalti que costó la expulsión al meta visitante, los rojiblancos pudieron ampliar su ventaja, pero Negredo empató antes del descanso y el marcador ya no se movió en una insulsa segunda parte de insistente e ineficaz ataque de los locales, que desperdiciaron dos claras ocasiones en el tiempo añadido.

El primer cuarto del encuentro deparó un fútbol lento y anodino, con el Sevilla tratando de tocar la pelota más que un Granada vertical e incisivo que estuvo guiado en todo momento por el chileno Fabián Orellana.

Los rojiblancos pidieron penalti a los 19 minutos por una caída en el área del italiano Floro Flores ante el argentino Fazio y, en medio de las protestas locales, los visitantes casi marcan a la contra, aunque nadie remató el centro de Navas.

Una de las acciones claves del choque llegó en el minuto 33, cuando Floro Flores volvió a caer en el área, esta vez tras chocar con Diego López y después de un perfecto pase de Orellana, y el colegiado catalán Estrada Fernández pitó penalti y expulsó al meta.

Palop, que sustituyó a Reyes, despejó el lanzamiento de penalti del brasileño Guilherme Siqueira, más Mikel Rico fue más listo y rápido que nadie para cazar el rechace y colocar el 1-0 con un disparo seco.

De ahí al descanso, el Granada gozó de varias ocasiones con las que pudo sentenciar el choque, sobre todo una de Floro Flores que mandó el balón fuera desde el área pequeña con media portería vacía (m.42).

Cuando peor estaba el Sevilla, que pedía el descanso a gritos, un medido centro del alemán Piotr Trochowski sirvió para que Negredo firmara con la testa el empate (1-1, m.44) después de que Toño le sacara un primer remate.

El Sevilla, con el cambio de Botía por Fazio en el descanso, trató de paliar su inferioridad numérica en el segundo tiempo plantando dos líneas de cuatro jugadores por delante de Palop y dejando a Negredo como único hombre arriba.

El Granada, falto de ideas con el balón, apenas inquietó la meta sevillista. De hecho, su primera llegada tras el intermedio fue un flojo disparo de Nyom que paró sin problemas Palop (m.69), segundos antes de que Negredo mandara fuera un remate de cabeza en franca posición para marcar.

Los hispalenses se crecieron ante la inoperancia local y Trochowski también la tuvo pero remató mal ante Toño (m.71), mientras que el Granada mejoró y se volcó en los últimos minutos en busca del tanto del triunfo, que no llegó por pura mala suerte.

El venezolano Darwin Machís mandó un remate de cabeza desviado, tras un saque de esquina, pese a estar solo en el primer palo, mientras que en el último instante Floro Flores remató al larguero también con la testa.

El empate final sabe a gloria a un Sevilla que realizó un sacrificado y eficaz trabajo defensivo para colocarse con cuatro puntos en la clasificación y a muy poco a un Granada aún en fase de mejora que alcanza su primer punto del campeonato.

HASH(0x8d7d73c)

- Ficha técnica:

1 - Granada CF: Toño, Nyom, Siqueira, Íñigo López, Borja Gómez, Iriney (Juanma Ortiz, m.81), Mikel Rico, Jaime Romero (Torje, m.64), Orellana, El Arabi (Machís, m.72) y Floro Flores.

1 - Sevilla FC: Diego López, Cicinho, Navarro, Fazio (Botía, m.46), Spahic, Medel, Rakitic (Cala, m.88), Trochowski, Navas, Reyes (Palop, m.35) y Negredo.

Goles: 1-0, (m.35): Mikel Rico. 1-1, (m.44): Negredo

Árbitro: Estrada Fernández (Catalán). Expulsó con roja directa al portero visitante Diego López (m.33). Mostró tarjeta amarilla a los locales Siqueira, Iriney e Íñigo López, y a los visitantes Botía y Rakitic.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de Liga en Primera división disputado en Los Cármenes ante 21.500 espectadores, 600 de ellos aficionados visitantes. Realizó el saque de honor la gimnasta granadina Lidia Redondo, integrante del equipo español de gimnasia rítmica que finalizó en cuarta posición en los pasados Juegos Olímpicos de Londres.