Un incendio forestal se desató en la periferia norte de Atenas en la madrugada de este sábado y esta devastando uno de los últimos bosques de pinos de la zona.

El incendio ha empezado cerca de la estación de peaje de Afidnes, al pie del monte Párniza, cuyos bosques fueron gravemente dañados durante los incendios de 2007.

250 bomberos y cerca de 70 voluntarios buscan controlar las llamas con 110 camiones cisternas, 2 aviones y 3 helicópteros, informó la Oficina de Prensa de los Bomberos.

Pero ráfagas fuertes de viento y temperaturas cercanas a los 40 grados centígrados dificultan las tareas de extinción.

Cada año el fuego devasta en Grecia entre 50.000 y 100.000 hectáreas de bosques, según los datos de los bomberos.