El presidente Juan Manuel Santos ratificó el sábado a la canciller y al ministro de Defensa en sus cargos, luego de haberle pedido en días pasados la renuncia protocolaria a los 15 miembros de su gabinete.

La encargada de la cartera de relaciones exteriores, María Angela Holguín, y el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, son los primeros en ser confirmados en sus posiciones.

De la canciller, Santos dijo que era la artífice de "la transformación de 180 grados de la política exterior colombiana". Bajo su gestión, el gobierno actual restableció las relaciones con Venezuela y Ecuador, gravemente fracturadas durante el mandato del ex presidente Alvaro Uribe (2002-2010).

Santos también elogió la labor de Pinzón y, aunque reconoció que se están rectificando varias políticas del ministerio de Defensa, aseguró que bajo su liderato "las estrategias (de seguridad) están produciendo resultados".

Las políticas de defensa del gobierno han sido las más criticadas, debido a un deterioro de las condiciones de seguridad en diferentes zonas del país, entre otras razones por el repunte de acciones de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionaria de Colombia contra la fuerza pública, los civiles y la infraestructura eléctrica y petrolera.

La solicitud de renuncias protocolarias la hizo el primer mandatario el miércoles por considerar que, transcurridos dos años de gobierno, era el "momento propicio" para hacer cambios.

Desde entonces ha nombrado nuevo ministro de Hacienda -- Mauricio Cárdenas -- y aceptó la renuncia del titular de Transporte, Miguel Peñalosa, pero no designó de inmediato su reemplazo.

Santos ha dicho que dará a conocer los cambios restantes de "manera gradual".

El mandatario, quien asumió el cargo el 7 de agosto del 2010 para un periodo de cuatro años, ya había cambiado a algunos de sus ministros e incluso creado carteras que estaban supeditadas a otras o que fueron eliminadas en el pasado, como la del Trabajo y la del Ambiente.