Una maestra comunista será la primera mujer que dirigirá la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, la principal organización sindical del país, tras la elección de la nueva directiva.

Al entregarse la noche del viernes el escrutinio con el 54% de los votos escrutados, la lista comunista encabezada por Bárbara Figueroa, lograba el 43% contra el 41% de la de Arturo Martínez, un veterano dirigente socialista que comandó la CUT por 12 años.

La elección de Figueroa, la primera mujer en dirigir la central sindical, debe sin embargo ser confirmada por los 60 dirigentes que dirimirán el directorio de la CUT, que representa según sus directivos a alrededor de medio millón de trabajadores.

Martínez junto al fallecido sindicalista demócrata cristiano Manuel Bustos constituyeron la CUT en 1988, en plena dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), lo que le costó a ambos ser confinados al interior del país.

La actual CUT reemplazó a la izquierdista Central Unica de Trabajadores, cuyos máximos dirigentes colaboraron y participaron en el gobierno del derrocado presidente Salvador Allende, y que fue disuelta por la dictadura.