El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó hoy su solidaridad con su homólogo de Venezuela, Hugo Chávez, por los 26 muertos y más de 80 heridos que provocó la explosión de una refinería en ese país.

"Al hermano presidente de Venezuela, Hugo Chávez, todo nuestro apoyo y toda nuestra solidaridad. Lamentamos mucho este accidente que pasó. Sin embargo, hace un momento me dicen que felizmente ya controlaron ese incendio que hubo en una refinería", dijo Morales.

El gobernante envió su mensaje en un discurso realizado ante indígenas aimaras en el pueblo andino de Ancoraimes, donde, según dijo, hay un pequeño coliseo construido con ayuda venezolana.

Morales pidió un aplauso para Chávez que "tanto coopera no solamente con Bolivia, sino con los países de Latinoamérica".

La explosión se produjo en la refinería Amuay, una de las tres que integran el Centro Refinador de Paraguaná (CRP), uno de los más grandes del mundo.