La fiscalía uruguaya descartó acusar de violación a los marineros de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH) y pidió al juez que sean juzgados tan solo por el delito de "violencia privada" sobre el joven Jhony Jean, informó hoy la prensa.

El fiscal de la causa, Enrique Rodríguez, negó así las acusaciones de Jean en un caso que levantó una fuerte polémica en el país cuando en septiembre de 2011 se difundió un vídeo grabado con un teléfono celular en el que se veía a cuatro cascos azules uruguayos manteniendo tumbado boca abajo al joven haitiano entre risas mientras le bajaban los pantalones y un militar semidesnudo se inclinaba sobre su espalda.

Estos sucesos ocurrieron en la base militar uruguaya de Port Salut en Haití y obligaron al presidente uruguayo José Mujica a disculparse con su par haitiano, Michel Martelly, mientras que el ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, denunció a los uniformados ante la Justicia penal y Civil.

Jean afirmó el pasado mes de mayo ante la Justicia uruguaya en Montevideo, en un viaje desde Haití financiado por el Gobierno uruguayo, que fue víctima de una violación en ese incidente, mientras que los marineros insistieron que se trató solo de una broma y que lo que el haitiano pretende es tan solo una indemnización.

Sin embargo, el fiscal entendió que con las pruebas recabadas hasta el momento, que incluyen pericias forenses que se le realizaron a Jean durante su visita a Uruguay y las declaraciones de los acusados, no existen pruebas para concluir que fuera abusado sexualmente.

Este pedido de la Fiscalía quedará en manos del juez Alejandro Guido, que tendrá que tomar una resolución sobre si finalmente los marinos son juzgados penalmente por estos hechos.

El pedido de la Fiscalía señala que los marinos incurrieron tan solo en el delito de haber usado "violencia o amenazas para obligar a alguno a hacer o dejar de hacer alguna cosa", por el que podrían ser castigados con una pena de tres meses a tres años de prisión.

El fiscal no pidió que los marinos esperen el juicio en prisión.

Los marinos ya estuvieron presos en Uruguay desde septiembre de 2011 hasta el mes de diciembre, cuando se cumplió el período de prisión preventiva.

Al mismo tiempo, los militares están siendo juzgados por la Justicia militar uruguaya por delitos estrictamente militares como "omisión de servicio", "desobediencia" y "abandono de puesto".