El Gobierno de Irak dijo hoy que no ha detectado una infiltración masiva de combatientes de la red terrorista Al Qaeda hacia la vecina Siria a través de la frontera del norte del país.

El subsecretario del Ministerio del Interior iraquí, Ahmad al Jafachi, dijo en declaraciones a la televisión oficial Al Iraqiya que "las fuerzas iraquíes que controlan la frontera no han percibido ningún intento de salida de grupos terroristas desde la provincia iraquí de Nínive hacia Siria".

En ese sentido, destacó que los guardias de fronteras vigilan muy bien la zona, por lo que impedirán la entrada o salida de extremistas.

El pasado 5 de julio, el ministro de Asuntos Exteriores iraquí, Hoshiyar Zebari, alertó que supuestos miembros de Al Qaeda desplegados en Irak empezaron a desplazarse a Siria para cometer ataques en ese país.

"Tenemos informaciones seguras de los servicios de inteligencia que indican que combatientes de Al Qaeda cruzaron la frontera para cometer actos terroristas dentro de Siria", dijo Zebari en una rueda de prensa en Bagdad.

El titular iraquí aseguró que su país había advertido previamente a Siria sobre el peligro de permitir el paso de combatientes extranjeros y hombres armados a través de la frontera entre Siria e Irak, y apuntó que esos combatientes están entrando ahora en territorio sirio.